Misión

La sociedad de San Vicente de Paúl tiene por divisa la caridad y su única misión consiste en llevar a los necesitados, a los que son víctimas de la miseria y del dolor, consuelos espirituales y materiales, proporcionando éstos últimos con delicadeza tal, “que la mano izquierda ignore siempre los beneficios que dispensa la derecha”.

(Monseñor Pedro Luis Alvarez Correa, acta N°1 del 6 de junio de 1926)

 

La Sociedad de San Vicente de Paúl tiene como Misión “seguir a Cristo a través del servicio a los que lo necesitan” (art. 1.2 Regla) mediante “un encuentro persona a persona” (art. 1.2 Regla).  “Ningún trabajo caritativo es ajeno a la SSVP” (art.1.3 Regla) “adoptando las iniciativas para encontrarse con la pobreza” (art. 1.5 Regla) en un claro espíritu proactivo, “renovándose y adaptándose a las condiciones de los tiempos.” (art 1.6 Regla), siendo consciente de los cambios que tienen lugar en la sociedad y de los nuevos tipos de pobreza que puedan identificarse o preverse” (art. 1.6 Regla), ayudando a las personas en situación de pobreza a conseguir la autopromoción (art. 1.10 Regla)

 

VIRTUDES FUNDAMENTALES

 

Los Vicentinos buscan imitar a San Vicente de Paúl en las cinco virtudes esenciales que fomentan el amor y el respeto por los pobres: sencillez, humildad, amabilidad, sacrificio y entusiasmo.

Sencillez, incluye franqueza, integridad, generosidad.
Humildad, aceptar la verdad tanto de nuestras debilidades como de nuestros dones y carismas, aún sabiendo que todo nos lo ha dado Dios para los demás, y que no podemos lograr nada de valor eterno sin su gracia. 
Amabilidad, confianza amistosa y buena voluntad invencible. 
Sacrificio, llevar una vida abnegada, los socios comparten su tiempo, sus recursos, sus talentos y se entregan en un espíritu de generosidad. 
Entusiasmo, pasión por el desarrollo humano pleno de las personas y por su eterna felicidad. 

 

gallery/frederic-5a
gallery/saint-vincent-de-paul-a-biography

Sociedad de San Vicente de Paúl

La Sociedad de San Vicente de Paúl es una organización Católica Internacional de Laicos, con gran trayectoria en la asistencia social y humana en el mundo, conformada por voluntarios mujeres y hombres, que se dedican a la ayuda personal de quienes tienen cualquier tipo de carencia.

 

“Abrazar el mundo en una red de caridad” fue la ambición de un grupo de jóvenes que el 23 de abril de 1833 fundaron la primera “Conferencia de Caridad”, liderados por Federico Ozanam, un joven estudiante de la Universidad de la Sorbona. Su principio es sencillo: un grupo de jóvenes cristianos laicos se reúnen para orar, reflexionar y trabajar juntos con el fin de ir en ayuda de los más pobres. El grupo se pone bajo la protección de la Virgen María y el patrocinio de San Vicente de Paul, quien reunió todos los caracteres de lo que pretende ser una Conferencia: la oración, la acción para aliviar a los más pobres, y la inquietud de la inteligencia que los lleva a reflexionar sobre las causas de la pobreza para tratar de superarlas.

gallery/santa-luisa-marillac

San Vicente de Paúl (1581-1660)

Santa Luisa de Marillac (1591-1660)

Beato Federico Ozanam (1813-1853)

gallery/rosalie_rendu

Beata Rosalía Rendu, HC (1786-1856)

NUESTROS MAESTROS